Descripción del Grupo

En todos los continentes, Veolia acompaña a las entidades de los sectores público y privado a gestionar, optimizar y valorizar sus recursos en forma de agua, energía y materiales, en especial a partir de residuos, proporcionándoles soluciones de economía circular.

La misión de nuestros  168.800 colaboradores es contribuir directamente a la sostenibilidad de nuestros clientes, privados y públicos, para permitir que los hombres y mujeres continúen progresando sin dejar de preservar el medio ambiente.
 


Con esta finalidad, diseñamos e implantamos soluciones expertas para desarrollar el acceso a los recursos, preservarlos y renovarlos, aumentando de este modo su eficiencia medioambiental, económica y social. Así es como Veolia contribuye a renovar los recursos del mundo.
 

10 mercados mundiales
3 actividades (agua, limpieza, energía)

25.125millones
de euros de facturación

168.800 empleados
en 5 continentes

Water

• 96 millones de personas abastecidas con agua potable

• 62 millones de habitantes conectados al sistema de saneamiento

• 4.117 plantas de producción de agua potable gestionadas

•2.878 plantas de tratamiento de aguas residuales gestionadas

 
 

Energy

• 45 millones de KWh de energía producidos

• 40.210 instalaciones de calor gestionados

• 595 redes urbanas y locales de calor y frío

• 2,291 plantas industriales gestionadas

Waste management

• 40 millones de personas a las cuales se les brinda servicios de recolección por cuenta de los municipios

• 579 centros para el tratamiento de los residuos operados

• 47 millones de toneladas métricas de residuos tratados 

• 737.977 de clientes corporativos 

 

SIETE SECTORES DE FUTURO

Veolia ha identificado siete ámbitos prioritarios de cambio de ruptura, unos sectores con un fuerte potencial de ingresos donde las necesidades de competencias especializadas aumentan, impulsadas por la presión sobre los recursos. Estos sectores coinciden con las nuevas fronteras de las actividades relacionadas con el medio ambiente, en las que Veolia cuenta ya con importantes referencias: 
 

  • Economía circular, para hacer frente a la escasez de materias primas, agua o energía;
  • Soluciones innovadoras, destinadas a optimizar el funcionamiento de las ciudades y sus servicios;
  • Tratamiento de las contaminaciones más difíciles: residuos tóxicos, lodos de estaciones de depuración, aguas residuales cargadas;
  • Operaciones de desmantelamiento: plataformas de altamar, barcos, aviones, centrales nucleares;
  • Sector agroalimentario, sometido muy altas exigencias de calidad y seguridad sanitaria;
  • Industria minera, gran consumidora de recursos;
  • Industria del petróleo y el gas, que está sometida a fuertes exigencias medioambientales.