Casos de estudio

Sector Privado

Back to sectors
Veolia ha desarrollado una gama de servicios innovadores para atender a las industrias latinoamericanas. El Grupo cuenta con referencias clave en sectores como minería, papel y celulosa, así como en la gestión de residuos peligrosos.

Remediación de instalaciones y residuos contaminados con cromo hexavalente


Una expertise reconocida en tratamiento de residuos peligrosos

RIMSA, filial de Veolia en México especialista en el tratamiento de residuos industriales y peligrosos,  se hizo cargo en 2008 de la remediación de uno de los pasivos ambientales más peligrosos y que más daños ha causado al ambiente y a la población en el país: las instalaciones y los residuos contaminados con Cromo Hexavalente (Cr VI) de la planta Cromatos de México, en Tultitlán, Estado de México.

El Cromo Hexavalente es una sustancia altamente peligrosa, contaminante y cancerígena, que por más de 35 años generó graves problemas a los vecinos de la planta y de la zona.
 
En plazos realmente cortos y cumpliendo con estrictas medidas de seguridad, que garantizaran la integridad de trabajadores, vecinos, así como la del medio ambiente, RIMSA se ocupó de la demolición de instalaciones, excavación, retiro, transporte, tratamiento y disposición final en celdas de alta seguridad de 34,900 toneladas de residuos contaminados con Cromo Hexavalente
 
Este proyecto ha sido uno de los principales y más exitosos proyecto público-privado de remediación de pasivos ambientales de las últimas décadas en México por sus complexas variables técnicas y sociales
 

Contaminación por Cromo Hexavalente (Cr VI)

 
Cromatos de México, empresa con capital alemán, se instaló en la Colonia Lechería, en el Municipio de Tultitlán, Estado de México, en 1958 para producir pigmentos y sustancias destinadas a curtir pieles a partir de mineral de cromita, una forma natural del Cromo. Durante los 20 años de operación, la empresa emitió grandes cantidades de polvo de Cromo Hexavalente a la atmósfera y acumuló 75 mil toneladas de residuos con este mismo contaminante dentro de sus predios.
 
Trabajadores y vecinos de la empresa sufrieron muchos daños generados por la contaminación del Cromo Hexavalente, desde erupciones cutáneas, malestar de estómago y úlceras, problemas respiratorios, cáncer y hasta casos de muerte. Las autoridades del Estado de México clausuraron la empresa de forma definitiva en 1978.
 

Inicia remediación 30 años después

 
En el 2008, 30 años después de su clausura, y posterior a que el Gobierno Federal expropiara el predio de Cromatos de México, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y  Secretaría de Medio Ambiente del Estado de México, acordaron realizar la remediación del sitio y lanzaron la licitación correspondiente.
 
RIMSA ganó la licitación para la demolición, retiro, trasporte, tratamiento y disposición final de los edificios e instalaciones de la abandonada planta de Cromatos.
 

23,600 toneladas en menos de dos meses

 
Tras los buenos resultados entregados en los primeros trabajos de la remediación de la planta Cromatos de México, la SEMARNAT decidió otorgar a RIMSA, en forma directa, otro contrato para la excavación, retiro, transporte, tratamiento y disposición final de otras 23,600 toneladas de residuos contaminados con Cromo Hexavalente en un plazo menor a los dos meses.
 
RIMSA aceptó el reto y además de garantizar la salud de los trabajadores, la protección del medio ambiente y de los vecinos, se tuvo que realizar un estricto plan de trabajo y cumplirlo a la perfección, para lograr cargar y enviar al CTyDF Mina 470 fulles sin contratiempos.